EA4DQX/P VGM-188 (Matachines) 9 de octubre de 2011

9 de Octubre de 2011

Desde que activamos el vértice geodésico situado en el Cancho de la Cabeza, estaba pensando en activar VGM-188, ya que éste último, se encuentra situado enfrente y se divisaba perfectamente, ya que tiene una hermosa colección de antenas en el cerro.

Así que en un hermoso día de domingo, nos fuimos EA4DEC, EA4MZ y yo.

Recogimos a Miguel Angel a las 8 de la mañana en el Puente de Ventas y nos dirigimos hacia la población serrana de El Berrueco para, una vez cruzada la presa de El Atazar, dirigirnos hacia Robledillo de la Jara.

Una vez en Robledillo, iniciamos el reparto de la carga. A pesar de llevar 3 equipos FT-817 y un FT-857, sólo subimos 1 FT-817 y el FT-857 de Miguel Angel, así como cuatro baterías VG-EA, 2 baterías de Li-Ion, un montón de cañas, antenas y cables que no faltaran.

El camino es bastante fácil, puesto que se hace por carretera, aunque se encuentra muy deteriorada. La pendiente no es excesiva para mi, salvo un tramo que se hizo durillo, aunque era muy corto, así que fui haciendo la goma con Moises y Miguel Angel.

A lo largo del camino íbamos viendo el conjunto de torres con las antenas de radio y de enlaces. Esperábamos no encontrarnos con una nube de radiofrecuencia que no nos permitiera realizar la actividad.

Tras algo más de dos kilómetros llegamos al Cerro Matachines y comenzamos a montar los equipos.

Optamos por montar el FT-857, para probar una de las baterías VG-EA con dicho equipo y 10 vatios de potencia. La idea era comprobar el rendimiento de dichas baterías en el límite del QRP. En otra salida probaremos 20-25 e incluso 50 vatios con el FT-857 y varias baterías VG-EA en paralelo.

Iniciamos la actividad en fonía, con un hermoso pile-up, a veces salvaje, que hubo que controlar con ciertas dosis de calma.

Posteriormente, Moises, tomó las riendas de la telegrafía, en la que se puso, literalmente, las botas.

Así que, en total salieron unos 309 contactos, de los cuales aproximadamente 50 fueron en CW. El tiempo total de actividad fue de, aproximadamente, 3 horas. Y durante ese intervalo de tiempo, la batería VG-EA aguantó perfectamente.

Eso sí, la batería terminó exhausta, y al límite de su carga, presentando una tensión, al final de la actividad, de 9 voltios, tan solo 1 voltio por encima del límite de seguridad de esta batería, compuesta de células de LiFePO4.

Al recoger los bártulos, nos llevamos una agradable sorpresa. Al pié del vértice, entre piedras, había un Nacimiento muy original y agradable a la vista.

Realizado con 3 figuritas y dentro de un bote de cristal hermético, este nacimiento, al menos, ha sobrevivido a la barbarie que nos solemos encontrar en el monte. Esperemos que aguante mucho tiempo para deleite de los que lo encuentren.

Una vez recogido todo el material y comprobado que no nos dejábamos nada, ni de radio ni desperdicios, iniciamos la bajada hacia Robledillo de la Jara.

73 a todos y gracias por vuestra atención.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s